Leer es cultura, leer te hace inteligente, lees y ya eres una mente brillante.

¿Acaso no hay películas muy buenas y películas muy malas? En libros es lo mismo.

Parece ser que en México, también en muchos países los resultados los cuentan como siempre en cantidad no en calidad.

Si lees mucho eres más culto, si los mexicanos leen más libros serán más cultos si leen poco no serán tan cultos, estamos en la posición tal o cual del ranking mundial. Cifras cifras y más cifras.

Hay libros que los lees de una sentada, de un tirón, porque te gusta como una buena película y no puedes dejar de leer en toda la noche hasta que te amanece, hay otros libros que son complicados, que necesitas releer los párrafos, leer despacio incluso apuntar algunas palabras que no entendiste o buscar algunos conceptos en internet para poder comprender mejor el libro –es la ventaja de combinar las nuevas tecnologías con el hábito de leer-. Como los libros de Stephen William Hawking y no me vengan a decir que lo entienden todo si leen uno de sus libros porque lo normal es leérselos dos veces y muy despacio a no ser que seas un teórico de la física cuántica.

Lo que quiero decir con esto que las campañas de lectura están mal diseñadas, si lees un libro cada día, resulta que del libro vaquero, y las 50 sombras de Grey, por poner un ejemplo, -ojo no quiero decir que sean malos, pero me refiero que si lo que más lees son libros de pésima calidad pues es lo mismo que no leer. Es como con el cine, un día querrás ver una romántica otro día una película de ciencia ficción otro día la historia inspiradora de la vida de alguien famoso, o leer varias a la vez. Es curioso porque van dos veces que me preguntan: ¿Cómo puedes leer 5 libros a la vez? Y me da un poco de risa, primero que no es exactamente a la vez, leo un rato uno otro rato otro a veces más de 5 pero no le veo sentido a la pregunta, ¿Acaso no ve la gente 3 y 4 novelas el mismo día? Todas diferentes y ¿Verdad que no se enredan en las tramas? Porque eso me dicen mucho si no me enredo, uno puede leer varios libros, como dije antes, a ratos prefieres romanticismo al otro rato leer sobre física cuántica.

Es importante leer cosas que nos gusten pero que tenga una mínima calidad, por ejemplo si lees historia, no leas los libros de texto de la escuela porque están manipulados, aquí y en china, cada país le dará la vuelta a la tortilla de la historia a su favor, busca autores reconocidos o profesores que no estén alineados con el sistema, que hayan investigado los textos antiguos. Yo a veces busco libros de 50, 80 o más años para hacerme una idea de la historia lo más original posible, claro está, es muy difícil, los libros nos pueden engañar al igual que la televisión.

Por último señalar que aunque hago hincapié en la lectura del libro, hoy en día, quien dice libro, dice, revista, blog, e-book, epub, internet, google, comic y que se yo…. Leer es leer, puedes encontrar una página de puro texto en internet con un artículo más interesante que las 50 Sombras de Gray, perdón quise decir, que algunos de los libros que tenemos por ahí guardados en casa.

Leer no es una competición, leer es divertirse, aprender y comprender.

En las campañas del gobierno, más que leer mucho, yo propondría ver menos televisión.

Ya sé que estás pensando, seguramente te estás riendo, claro, a ellos les interesa que veas televisión y mucho mejor si es la pública.

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx