¿Qué está pasando con la estrella que parece estar cosechada o absorbida por algo?

Antes que nada, quiero explicar que la manera de buscar planetas es buscando la sombra producida por ellos en las estrellas. Estamos hablando de soles que se encuentran a millones de kilómetros y que ni con la última tecnología podríamos verlo como se muestran en las infografías de los artistas, simplemente, a través de los análisis de curva de luz o infrarrojo, determinando las “sombras” regulares que atraviesan la estrella se establece el tamaño y órbita de un posible planeta.

La estrella “KIC 8462852” dio de qué hablar puesto que su luz se ha opacado de una manera –no constante, ni siguiendo los patrones de las leyes de Kepler-, dando lugar a dos hipótesis, un “mal llamado enjambre” de cometas o lo que más gusta al público, estructuras alienígenas, como podrían ser esfera de Dyson o un mundo artificial en forma de anillo, en los dos casos aprovechando y “opacando” gran cantidad de la luz de la estrella.

 

En todo caso las posturas de la comunidad científica siguen siendo de “prudencia” puesto que posiblemente será  algo explicable sin extraterrestres. Este último mes se hicieron observaciones en infrarrojo y de haber una estructura tan grande debería emitir en esa frecuencia y no se ve nada.

Pero a su vez, tampoco queda demostrado lo de los cometas “deberían ser miles de ellos”. Tampoco es que se esté apagando la luz de la estrella, eso sería, digamos, de una sola vez en conjunto y no por partes, no de esa manera y en ese tiempo.


El dilema es que si se analiza los últimos 100 años, esa estrella decayó en un 20% su brillo, algo que sería factible si alguien o algo estuviera “creciendo a su alrededor” como una mega construcción.

Es un misterio que da que pensar, de cualquier forma, no podemos mandar nada que llegue relativamente rápido para averiguarlo en esta generación. No se me dan bien las medidas astronómicas pero, más o menos, espero no equivocarme, sería algo así como 14.060.000.000.000.000 km o lo que es lo mismo estamos a 1480 años luz de distancia.

Aun cuando pudiéramos llegar ahí, ya no habría nada. Los números son abrumadores, usando tecnología actual, una sonda tardaría unos 27.5 millones de años en llegar. Si mandamos una señal de saludo, llegaría allá por el año 3495, si hay alienígenas, deberían descodificar el mensaje, elaborar otro y mandarlo de vuelta llegando cerca del año 5000, si es que todavía estamos en la tierra.

Hay que tener en cuenta que lo que estamos viendo es una estrella que lucía así hace 1480 años, si hay cometas ya no están, si había una estructura alienígena, posiblemente ya no exista.

A pesar de todo se sigue buscando una respuesta coherente, ya que incluso puede ser un error de análisis por los métodos utilizados “que ha ido cambiando a lo largo de los años”

Como diría Carl Sagan: “las afirmaciones extraordinarias, requieren evidencias extraordinarias”

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx