Los sellos de caucho, son algo ampliamente utilizado en la sociedad actual y que sin embargo tienen una historia fascinante detrás, algo tan simple, con tantos años de antigüedad con pocas actualizaciones, por decirlo de alguna manera, y que usamos sin darnos cuenta de sus inicios ni de cómo surgió este artilugio, hasta tal punto que se nos olvida el origen de su materia prima, el caucho, derivado de “cautchouc” que significa “el árbol que llora” del cual se extrae el látex. Utilizado para las suelas del zapato, pelotas y demás utensilios.IMG 3563

Todavía esa sabia, sigue siendo un material, ampliamente utilizado, aunque no nos demos cuenta se encuentra en muchas cosas que usamos diariamente, incluso en nuestras gomas de borrar. Y si tenemos caucho virgen y azufre, lo mezclamos y tendremos una goma vulcanizada o lo que es lo mismo la parte de nuestra rueda. Algo que fue descubierto por pura casualidad por Goodyear…. Si, el mismo, el de las ruedas, aunque no le fue tan bien como desearíamos, pero él fue, por pura casualidad el que resolvería de una vez por todas, los problemas del caucho virgen, el cual se deterioraba con facilidad, pero al caerse al azufre que tenía “andaba haciendo experimentos de todo tipo” se dio cuenta como quedó igualmente flexible, pero mucho más resistente, lo que impulso toda una industria al respecto de este descubrimiento casual.

Allá por el año 1866 se creó el sello moderno de la mano de JWF Dorman y su mujer, usando caucho. Tres décadas más tarde, más de 5000 empresas se dedicaban a producirlos de manera masiva.

Los sellos son tan antiguos como nuestra cultura, desde los hechos en piedra por los Egipcios para sellar sus documentos, hasta los modernos actuales, sin duda, ayudó mucho su uso para invalidar sellos “de cartas” los que usamos para mandar una carta, al sellar con tinta un sello, valga la redundancia, este quedaba inutilizable si se quería usar otra vez.sello ex libris nefertiti

Con la llegada de los “tipos móviles” en las imprentas, se extendió los sellos con letras de diferentes tamaños y estilos, con su característica almohadilla para prensar la tinta, ya sea azul, negra, roja etc.

Ahora, encargar un sello, es tan fácil como entrar a http://www.sellosdecauchofacil.com/sellos-personalizados/ para encargar nuestro propio sello, en el acabado que más nos guste y recibirlo en la comodidad de nuestros hogares, ya sea porque lo necesitas para tu empresa, o simplemente para darle un toque especial a tus cartas o papeles cotidianos.

Hay muchos estilos de sellos, los más típicos son los de empuñadura de madera, pero en las empresas es más común ver los “entintados” los que van en una pequeña caja de plástico y al apretar el sello da la vuelta y golpea el papel, para luego regresar a su posición inicial apretado en la almohadilla de tinta, con lo cual vuelve a estar listo para la siguiente impresión. Sin duda los usan más porque es más sencillo, rápido y un más duradero, por lo tanto algo más caro pero que compensa por su calidad. Sin embargo, si no lo usas tan seguido, puedes optar por alguno mucho más sencillo.4923 268x268

 

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx