Prestamos online

Todos en alguna ocasión nos hemos visto en la necesidad de pedir prestado, ya sea a un amigo, a un familiar, a un banco, usar la tarjeta de crédito.

Siempre es mejor ser previsor y tener un poco ahorrado, el método del 10% de lo que ganes es fundamental para no tener que llegar a pedir dinero en caso de necesitarlo, pero no podemos controlar todas las variables y en ocasiones nos salen imprevistos que no nos deja otra opción que buscar o mejor dicho “adelantar” un dinero que actualmente no poseemos. Los microcréditos o préstamos rápidos online han dejado de ser cosa rara para ser algo habitual, sitios como pulpocredit.es, por poner un ejemplo, te ofrecen créditos desde 50 euros hasta 600.

Las ventajas de estos préstamos online, es que nos permite solventar imprevistos de manera rápida y cómoda, o podemos financiar algún pequeño proyecto sin el papeleo de un crédito al banco. Normalmente al principio solo te prestaran cantidades bajas pero luego podrás ir aumentando.

"En este caso aconsejaría probar un préstamo, aunque no lo requieras, y ver cómo funciona, devolverlo a tiempo y así en el futuro tendrás más crédito si te hace falta y ya sabrás como funciona".

Por ejemplo en pulpocredit.es, al principio el máximo que podrás pedir es de 200 euros pero si los pides y devuelves a tiempo, enseguida te dejarán hasta 600 euros, de esta manera, sabrás que en este sitio podrás conseguir esa cantidad.

Estos créditos no suelen necesitar mucho papeleo, ni avales ni complicaciones como las que te piden en los bancos, es ideal para el pequeño empresario o emprendedores que requieren una mínima cantidad para empezar y sabemos lo complicado que es convencer a un banco de algún proyecto de emprendimiento.

Suele ser rápido y por lo tanto es ideal para esas ofertas que te pudiera hacer un proveedor y no quieres perderlas por tener el capital a mano, como por ejemplo cuando el material que vendes el proveedor saca una rebaja de 50% y quieres aprovechar y comprar el doble de cantidad, puedes usar este recurso y luego devolverlo conforme entran las ganancias de las ventas.

Es bueno tener todas las opciones a mano, dinero ahorrado, tarjeta de crédito o crédito en cuenta, y prestamos online, así estarás cubierto en cualquier caso y dependiendo la situación analizarás usar uno u otro, eso sí, primero usa tu dinero ahorrado para emergencias, sino se puede, usas los préstamos y me atrevería a decir que de último usaras una tarjeta de crédito ya que estas suelen tener un interés, en ocasiones, desproporcionado y acabarás pagando el doble o más de lo que pediste.

Siempre ten mucho cuidado con los créditos y préstamos, lee con atención la letra pequeña, calcula el monto total a pagar, el interés, comisiones que puedan haber, como comisión de apertura, o de cancelación –en el caso que lo pagues ates-, hay infinidad de variables en el texto que te mandan firmar y que podrían ocasionar que contrates un mal crédito,  si no lo tienes claro, busca asesoría.

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx