Consejos de productividad para emprendedores

Abajo hay una colección de consejos generales con los que los emprendedores podrás determinar algunas de las claves importantes en lo relativo a la productividad en una empresa. Si bien nada es universal, estos son generalmente útiles para cualquier puesta en marcha.

Productividad

1. Prioriza y sólo haz lo que importa. Evita el trabajo ocupado y el ir en todas las direcciones. Di no a las cosas que no mueven la aguja.

2. Cuando todo es importante, nada es importante. Establecer un lenguaje de P1, P2, P3 -- niveles de prioridades. Sólo haces algunos P1 en la práctica. Priorizar implacablemente.

3. Negarse a aceptar metas vagas. Destilar hasta claridad, luego ejecutar. Es importante que antes de iniciar un negocio identifiques todos tus gastos como la cuota autónomo reducida.

4. Nunca agregues nuevas tareas delante de la cola, agrégalas al final. Completa lo que está haciendo primero.

5. Crea y gestiona tu agenda en un calendario. Utiliza bloques de tiempo para diferentes tipos de llamadas, reuniones, trabajo de cabeza e incluso correo electrónico, tiempo en familia y entrenamientos.

6. Si no está en el calendario, no lo hagas. No asumas que estarás trabajando en algo a menos que esté en tu calendario.

7. Ajusta la cantidad de tiempo que gasta en cada cosa. Encuentra la combinación que mejor se adapte a tus necesidades.

9. Revisa cada semana con anticipación al domingo para estar preparado para la semana siguiente.

10. Evita los canales de comunicación sincrónicos. Utilizar los asíncronos.

11. No utilices clientes de chat o de mensajería de texto, ya que son una gran pérdida de productividad porque interrumpen tu flujo. Se respetuoso de tu propio tiempo y del tiempo de tu equipo en general.

12. Reduce las reuniones de equipo no planificadas. Está bien llevar a la gente a la sala de conferencias para hacer una lluvia de ideas, pero que quede claro que esto es lo que están haciendo. No conviertas estas sesiones en largas reuniones.

13. Fija una expectativa y un límite de tiempo para todas las reuniones del equipo. Típicamente, las reuniones de una hora son el máximo. Treinta minutos es mucho mejor, a menos que sea una larga sesión de lluvia de ideas, pero, aun así divídela en trozos.

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx