Créditos rápidos para pequeños negocios

Puede que necesites dinero para montar algún negocio. Hoy en día hay más alternativas que los bancos o que la familia.

Lo mejor es ahorrar primero y ejecutar el negocio después, pero si no quieres esperar o por algún motivo necesitas iniciar el proyecto o negocio ahora mismo, necesitarás financiarte.

Los microcréditos o créditos rápidos son la mejor solución, es rápido y sencillo de gestionar y han dejado de ser algo raro para ser algo normal, sitios como pulpocredit.es, por ejemplo, ofrecen créditos desde 50 hasta 600 euros.

No solo nso ayuda en nuestros proyectos o negocios, también nos ayudan en imprevistos como los que suelen suceder, alguna máquina que se nos estropea de repente sin avisar, el cliente que no nos paga a tiempo, el dinero retenido por algún problema o error bancario.

También podemos usarlo para esa oferta del proveedor que no podemos dejar escapar.

Estos prestamos los podemos pedir totalmente online, quizás al principio será poco la cantidad pero conforme vayas pagando a tiempo podrás pedir más cantidades y todo de manera ágil y sin tanto papeleo.

Quizás la mejor manera de que veas si es para ti es probando con la cantidad mínima y así compruebes como funciona.

Es bueno tener esta opción dentro de nuestras opciones de créditos para solventar pequeños baches en los negocios o para financiar alguna de las compras que podamos necesitar puntualmente.

Es necesario que estos créditos se usen bien, pídelos si sabes que vas a poder devolverlos en tiempo y forma, no lo uses para tapar un agujero financiero sabiendo que la empresa va mal ya que tendrás mal historial y ya no te dejarán pedir más créditoswomen 1209678 960 720

Simplemente usalo como una opción más y siempre usándolo sabiamente para productos o sistemas que nos vayan a generar mucho más. El dinero hay que saber multiplicarlo, si usas el crédito para generar un beneficio a corto plazo estarás trabajando con ese crédito, lo estarás poniendo a trabajar para ti, de lo contrario, si lo usas para, por ejemplo, comprar el último móvil, lo que estarás haciendo es perder el tiempo y estar más cerca de la pobreza financiera.

Sobre todo analiza los intereses y saca la cuenta del total que deberás pagar, asegurate de que se puede pagar cómodamente.

Siempre ten mucho cuidado con los créditos y préstamos, lee con atención la letra por muy pequeña que sea :) , calcula el monto total a pagar, el interés, comisiones que puedan haber, como comisión de apertura, o de cancelación –en el caso que lo pagues ates-, según el crédito que pidas te pueden penalizar por pagar incluso antes aunque no parezca lo lógico.

Hay muchas variables en el texto que te mandan firmar y que podrían ocasionar que contrates un mal crédito sin darte cuenta. No quieras hacerlo todo tú y que no te de miedo o vergüenza pedir ayuda o preguntar, si no lo tienes claro, busca asesoría y pregunta las veces que haga falta hasta haber entendido todo con claridad.

Miguel Ángel Maderal Lobodirector@grupomaderal.mx